sábado, 2 de julio de 2016

Le tiran con de todo: Tapas veganas para el fin de semana


SE VIENE LA LLUVIA Y QUEREMOS LARVEAR.
Para este estado de la cultura (!) nada mejor que cocinar cosas ricas y rápidas que no nos requieran matarnos demasiado. Así nos podemos dedicar a ver cosas geniales de Internet y a ponernos al día con nuestras amadas series (estoy a punto de empezar The Americans, les cuento).

En el año 2014 hice un curso de tapas en el Centro Burgalés de Buenos Aires con un chef español que se llama Carlos García, muy muy capo (esta es su página de Facebook).
Obviamente el tapeo me parece uno de los mejores inventos de la humanidad y creo que acá en Argentina está bastante bastardeado. Sucuchos ignotos y no tanto venden como tapeo cualquier fritanga, cuando en verdad la tapa debería ser una comida de buena calidad, más allá de que se consuma medio al paso.

Hoy traigo algunas ideas de tapeo adaptadas a una dieta vegana -hablando de bastardear a las tapas, jaja- que remil pueden funcionar como una cena o incluso picada y que se pueden preparar en casa. Por supuesto que como tip general puedo señalar que es recomendable usar verduras orgánicas o tomarse un tiempo para preguntarle al verdulero/a de dónde vienen sus productos, por ejemplo yo sé que las verduras que compro vienen de unas quintas de Escobar en gran parte, (muy cerca de mi casa, una hora aproximadamente) y bueno, otra parte del Mercado Central, claro.

1. Cheddar vegano


Antes de que me vengan a matar quiero decir que la denominación "cheddar" es puro marketing y esto no se trata más que de un dip. Sin embargo, pude engañar a un ser de 14 años con esto y unos nachos, así que bien pueden ustedes intentarlo.
Ingredientes: 2 choclos, un poco de aceite de oliva, vinagre y sal.
Preparación: Hervir los choclos, dejar que se enfríen un poco y desgranarlos. Procesarlo con el resto de los ingredientes hasta formar una pasta.
Listo, esa pasta se puede untar en tostadas o incluso reemplazar al queso cheddar.




2. Papas fritas (chips)
No tengo que decirles cómo hacer unas papas fritas, pero para que queden cancheras las pueden marinar antes en agua, vinagre, orégano y laurel y llevarlas a la heladera de una a dos horas, tapadas con papel film.


Luego de colarlas y secarlas, freírlas en aceite bien caliente. Para mí, las papas siempre siempre llevan pimentón. Para mí, eh ;)


3. Berenjenas a la plancha
Esto es el bocadillo (?) más fiaca y larva que existe en el mundo, pero juro que funciona para una bruschetta o "tostá".
Ingredientes: 1 berenjena ♥
Preparación: Cortar las berenjenas en rodajas finitas (a mí me gusta hacerlo a lo largo, pero redondas no quedan mal tampoco), y ponerlas en la plancha con un chorrito de aceite y sal o, si son el colmo de la desidia como muchas veces yo, directo a LA TOSTADORA ELÉCTRICA. No la que te hace saltar los panes en mi caso -con esa no probé- sino la tostadora de sanguchitos común.


4. Setas al ajillo
Les pongo el nombre en "español" pero todos sabemos que setas = hongos.
En este caso, es medio un engaño mío porque siempre que vi cosas "al ajillo" había un elemento animal aportando la proteína y la grasa con la que la preparación se hace más espesa. Bien, con los alimentos no-animales eso no sucede.
Ingredientes: champignones, 2 cebollas medianas, condimentos, 4 dientes de ajo, 1 vaso grande de vino blanco, aceite de oliva.
Preparación: Cortar la cebolla en juliana y saltearla en aceite de oliva hasta que esté transparente (no quemada). Agregar los champignones también cortados en juliana o transversalmente y cocinarlos unos minutos hasta que estén tiernos. Retirar. Calentar nuevamente aceite de oliva en la sartén y saltear los 4 dientes de ajo hiper picados lo más chico posible. Agregar el salteado anterior y cocinar un poco, agregar el vino blanco lentamente, hojas de laurel, y cocinar tapado hasta que se "reduzca" el líquido. Se sirve también sobre tostadas o incluso tacos (esto no sería tapeo estricamente pues #BastardeandoLasTapas). Acá no hay foto porque me colgué.


5. Croquetas de arroz
Esta es mi receta favorita tal vez después de la tortilla de papas, por un lado porque me permite aprovechar las sobras de arroz que siempre dejo (no sé calcular jamás la cantidad de arroz) y por otro lado porque es genuínamente rica.
Ingredientes: arroz, cebolla, ajo, zanahoria, condimentos varios, harina de garbanzo, vinagre, bicarbonato de sodio, sal, y aceite.
Preparación: lo primero será, claro, cocinar el arroz. Yo lo hago así: lo lavo y le retiro la mayor cantidad de almidón, antes que nada. Luego, pico media cebolla, la doro y luego salteo con esa cebolla el arroz lavado. Cuando empieza a ponerse "brilloso" o perlado, ahí le tiro el agua y dejo que se cocine.

Para hacer las croquetas es necesario que el arroz ya cocido se enfríe, y podremos sumarle todo tipo de condimentos e ingredientes: ajo picado, zanahoria rallada, perejil, semillas, avena (big yes a la avena, le da un TACH de crocantor). El elemento aglutinante dada la imposibilidad de usar huevo, será una mezcla de harina de garbanzo (vean al final del post cómo se prepara), y un poco de harina de trigo, o bien de fécula de mandioca, o inclusive pan rallado. Armar los bollitos, llevarlos al freezer 15 - 20 minutos, y ya están listas para freír.
Un tema: yo las hago fritas por fiaca, pero también se pueden hacer al horno. En el caso de freírlas, recomiendo hacerlas de tamaño bien pequeño (no más grandes que una cuchara). Por esto mismo, la fritanga debe ser rápida, un PIC, darla vuelta, y sacarlas:



6. Notas al pie (?)
Tortilla de papas vegana y el reemplazo del huevo
Se puede hacer tortilla de papas vegana únicamente reemplazando el huevo por una mezcla de harina de garbanzo (se compra en cualquier dietética e incluso en la góndola de sueltos de Coto) + agua + vinagre + bicarbonato de sodio. Mi medida es 3 cucharadas de harina de garbanzo, 5 cucharadas de agua, un chorrito de vinagre y 1/2 cucharadita de bicarbonato. Lo importante es que la textura quede igual a la del huevo batido.


Ras el hanout
Una de las millones (?) de contribuciones que ha hecho la tradición árabe a la cocina española es el uso de una mezcla de especias llamada "ras el hanout", típica de la cocina puntualmente magrebí.
En general, cada persona puede hacer su propia mezcla con los condimentos que prefiere, pero se supone que no deberían faltar: la nuez moscada, la pimienta negra, el pimentón y el comino. Las proporciones son a gusto de cada uno. Si estás leyendo esta entrada de Tengo que Ordenar desde España y por casualidad no lo sabés jaja, en gran parte de España hay verdulerías y carnicerías árabes que venden esta mezcla e inclusive la preparan a pedido. (Yo me hice uno propio. No juzguen el desorden de mi casa que eso fue en una semana muy complicada a nivel energético).



Y bien. Ese es mi aporte a la causa de un tapeo o una picada libres de crueldad animal y OBJETIVAMENTE RICOS.
Si llegan a intentar algo de todo esto, me coparía que me manden una foto, pueden mandar DM o mention @Maruxa___

¡Buen finde para todes! ♥